Keanu Asing se proclamó campeón del Quiksilver Pro France 2016 y, de rebote, se convirtió en juez inesperado del campeonato del mundo echando una mano inesperada al portador del jersey amarillo, John John Florence.

keanu-asing-ganador-france-pro-2016 john-florence-france-pro-2016-04 gabriel-medina-france-pro-2016-02

El joven Asing venció en la final, al campeón del mundo de 2014 y anterior ganador del France Pro en 2015, Gabriel Medina, para conseguir la primera victoria de su carrera y, de paso, alejar al brasileño de la estela de Florence.

quiksilver-john-florence-france-pro-2016-03
Pese a su victoria, y como era de esperar a estas alturas del campeonato, los focos fueron a centrarse otra vez al duelo definitivo: John John Florence-Gabriel Medina, visto que Matt Wilkinson volvió a pinchar y dice adiós de manera casi definitiva al cetro de campeón.

matt-wilkinson-france-pro-2016-01

El brasileño, aunque no se hizo con la victoria, consiguió alcanzar un escalón más que el hawaiano para recortar puntos en la general y dejar la recta final del Samsung Galaxy Championship Tour en un pañuelo de ‘solo’ 2.700 puntos.

gabriel-medina-france-pro-2016-01
Tras sufrir una dura eliminación en el Hurley Pro, Medina se resarció de su actuación en Trestles. Pese a que sus olas no fueron ni mucho menos brillantes –de hecho costó ver a los protagonistas destacar en las primeras rondas con puntuaciones más bajas de lo habitual por las condiciones meteorológicas, que incluso diluyeron un clásico como el Medina-Wilson pese al aéreo magistral del primero- el carioca avanzó con firmeza hasta semifinales.

quiksilver-gabriel-medina-france-pro-2016-03
El camino de John John Florence no fue de rosas, precisamente. El actual líder de la competición sufrió de lo lindo para colarse hasta las semifinales y disminuir el daño de la clasificación del brasileño para la final. Florence tuvo que enfrentarse a Adriano Da Souza en quinta ronda, un duelo a vida o muerte frente al actual campeón con mucho que perder y todo por defender.

john-florence-france-pro-2016-05
Pese a las flojas olas, el hawaiano se impuso para llegar a cuartos, donde esperaba Filipe Toledo al que ya se había enfrentado en cuarta ronda en la “Heat of the year”, según la bautizaron ellos mismos. Sin embargo, el brasileño, el dueño de los aires en el circuito y con el que había librado una dura batalla, no fue capaz de mantener el nivel en condiciones más suaves y las decentes puntuaciones de Florence le llevaron a semis.

En semifinales, y en unas mejoradas condiciones, fue el momento de resplandor de la tormenta carioca de Medina, que sobrevoló las olas francesas con sutileza y maestría, recuperando las sensaciones que le hicieron campeón del mundo en 2014.

quiksilver-france-pro-2016-03

Medina se dejó llevar sabiendo que una victoria le acercaba peligrosamente a Florence, que pese a haber dejado atrás sus molestias en la rodilla derecha no fue capaz de superar al flamante Asing, desinhibido desde el inicio de la competición y con la determinación de asegurarse in extremis una plaza para el año que viene –ha remontada doce posiciones, hasta la 21ª-.

keanu-asing-france-pro-2016-03
Ya en la final, y sin Florence en el camino, Medina lo tenía todo para dejar el campeonato en un margen de 700 puntos, pero Asing, con el paso de los minutos de la final, demostró una y otra vez que sus olas de derecha era muy efectivas ante un Gaby que no encontraba el punto en el momento más importante del año.

keanu-asing-france-pro-2016-01

La ansiedad del carioca fue tal que llegó a ser penalizado con una interferencia en una ola en la que el hawaiano tenía preferencia. Con paciencia y eficacia, Keanu vivió el mejor día de su vida, mientras que Portugal y Pipeline dictarán sentencia en un campeonato que marcará un antes y un después generacional en el mundo del surf.