,

Carissa Moore reina en el Roxy Pro Gold Coast 2015

Carissa Moore en Roxy Pro 2015 Australia Gold Coast

La hawaiana Carissa Moore venció a la campeona del mundo Stephanie Gilmore en la final y se proclamó la reina del Roxy Pro Gold Coast 2015 por segunda vez en su carrera después de su triunfo en 2011.

Carissa-Moore-Roxy-Pro-Gold-Coast-01

La bicampeona mundial arrancó con fuerza la World Surf League en Australia y sucedió así a la misma Gilmore como ganadora de la primera gran prueba del año, en lo que tan solo fue la primera batalla de un -ya clásico- duelo que, con el permiso de Tyler Wright, marcará el destino del trono mundial en 2015.

Carissa-Moore-Roxy-Pro-Gold-Coast-02

La primera ronda del RoxyPro dejó claro que al máximo nivel, la experiencia es un grado, y el primer duelo del año entre Sally Fitzgibbons y Courtney Conlogue -11 años en el campeonato entre ambas- no decepcionó, con una lucha apasionante resuelta a favor de la australiana en los últimos segundos. Tan solo Silvana Lima consiguió hacer tambalear el orden entre las favoritas. Tras permanecer dos años fuera de la élite, la brasileña tenía ganas de reivindicarse y lo hizo enviando a la campeona del mundo, Stephanie Gilmore, a segunda ronda. Por su parte, la hawaiana Tatiana-Weston Webb, una de las revelaciones del torneo, puso contra las cuerdas a la dos veces campeona del mundo Carissa Moore, pero la actual número 3 del mundo finiquitó el duelo con un dramático trail-slide en el último suspiro.

Roxy-Pro-Gold-Coast-02

Después de unos días de parón por la falta de viento se reanudó la competición pese a la inconsistencia de las olas, que obligó a las surfistas a seleccionarlas con muchísima precisión. De nuevo, Gilmore fue la gran protagonista del día. Tras ir la mayor parte de su manga por detrás de la wildcard Bronte Macaulay, la hexacampeona esperó hasta el último minuto para encadenar unas maniobras poco espectaculares pero efectivas que la llevaron a la tercera ronda. Como en el primer día, Webb también quiso su cuota de protagonismo y con una serie de hasta diez olas consecutivas atacó sin descanso para ganarse un puesto entre las doce mejores de la prueba australiana.

Stephanie-Gilmore-Roxy-Pro-Gold-Coast-01

Ya en tercera ronda, se repitió el duelo Lima-Gilmore, está vez con final feliz para la surfista local. Pese a llevar una importante ventaja en los minutos finales gracias a un maravilloso reverso en el aire, Lima sucumbió ante el poderío de la reina del surf, que a falta de 39 segundos culminó un excelente roundhouse con un baile sobre la lengua de la ola. La número dos del mundo, Tyler Wright, también aseguró su pase a cuartos con dos grandes olas que ensombrecieron los brillantes floaters de Conlogue que le valieron para un excelente, pero insuficiente, 9,5 de puntuación.
El destino demostró que a veces es caprichoso y esta vez aplicó la máxima de que no hay dos sin tres. Por tercera vez en el RoxyPro, Silvana Lima y Stephanie Gilmore se veían las caras. Con una victoria para cada una, el duelo de cuartos sería el definitivo. Y cuando la presión quema, las campeonas brillan más que nunca. Pese al buen inicio de Lima, la defensora del trono sacó su mejor surf para derrotar a su más feroz rival y plantarse en semis. Y como sucedió en segunda ronda, Webb fue la siguiente en acaparar más miradas al dar la campanada y dejar fuera de combate a la hawaiana Malia Manuel, quinta mejor surfista del mundo y una de las más regulares en Snapper Rocks.

Roxy-Pro-Gold-Coast-04

Stephanie-Gilmore-Roxy-Pro-Gold-Coast-06

Llegaba el momento de la verdad. Por fin, las cuatro mejores surfistas de la cita australiana luchando por un hueco en la final del RoxyPro Gold Coast. El primer duelo enfrentó a dos de las más brillantes estrellas del campeonato aussie, Gilmore y Webb. Pese a los desesperados y constantes intentos de la rookie hawaiana, la campeona regente no titubeo en el momento más importante del campeonato y con sangre fría se clasificó para su segunda final consecutiva en la Costa Dorada australiana. Carissa Moore, que venía de conseguir la mejor ola de cuartos, mantuvo viva la llama de su momentum y con una sucesión de roundhouse cutbacks marcó la mejor puntuación individual de semifinales y dejó a Tyler Wright sin opciones pese a la gran actuación de la australiana. La final entre Gilmore y Moore estaba servida.


Final estratosférico de Carissa Moore

En un revival de las semifinales de 2014, las dos campeonas del mundo se citaron entre las olas de Snapper Rocks para dictar sentencia en la primera gran prueba de la WSL. Moore fue la primera en clavar el cuchillo con un feroz ataque -9,40- para ponerse por delante en la final. Pese a todo, Gilmore no perdió en ningún momento la cara al duelo y se metió de lleno en la lucha por revalidar la copa con un layback hack. Una maniobra valiente de la hexacampeona del mundo que quedó en nada cuando Moore, con su segunda ola de nueve gracias a su velocidad endiablada de ejecución, hizo imposible la posible remontada. Como en la última prueba de 2014 en Maui, al final, Moore fue la mejor sobre las olas de la Costa Dorada de Australia.


Carissa Moore, campeona del Roxy Pro Gold Coast

Carissa-Moore-ganadora-Roxy-Gold-Coast-2015

Crónica Redactada por Víctor González

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.